dijous, 22 de juny de 2017

DELICADO Y EMOTIVO ÁLBUM QUE NOS RECUERDA LA RAPIDEZ CON QUE CRECEN LOS HIJOS Y LA TRASCENDENCIA DE LOS GESTOS COTIDIANOS.

“A VECES LA LLUVIA”
Ainara Bezanilla y Zuzanna  Celej
THULE 2017

Este álbum de sugerente título, tiene el mismo efecto que uno de esos días grises y lluviosos de invierno que nos inundan de dulzona nostalgia despertando tiernos recuerdos. En su delicada portada, de lleno Zuzanna Celej, a través de colores grises y la imagen borrosa que la transparencia de botes de cristal vacíos nos muestra de la infancia, del niño que un día fueron nuestros propios hijos, nos prepara de forma sutil para reflexionar sobre nuestra experiencia personal como padres. 

En este álbum, Ainara Bezanilla nos habla de la crianza, madre- hija en este caso, de la fugacidad de la infancia, de la rapidez con que se nos escapan esos pequeños que un día formaron con nosotros un solo ser… 

"¿Cuántos veranos más te dará la mano al cruzar la calle y te acariciará el dedo meñique cuando le entre sueño?";

de esos diminutos y casi insignificantes gestos cotidianos llenos de amor, de ilusión, de magia… en que...


“planchas las horas, atrapas estrellas y parece que nada acontece”. 



 
Pero un día, te das cuenta de que ese pequeño ser para el que eres todo, crece y mucho. 


“Y ves cómo pasa el tiempo, por delante de tus ojos, como si de un reloj con piernas se tratara”


Y vas descubriendo en su mirada una nueva mirada que te dice que ya no eres todo para él, “que ya no eres su mundo, ni falta que hace, y que te conformas con ser parte de él” porque ya se avergüenza, se afirma, te quiere, te odia… descubre, valora, prefiere, decide, elige, juzga, critica, vuela… porque para él todo está por descubrir. 

Y aunque nos parezca en alguna ocasión que nada permanece, somos la trascendencia de lo cotidiano, estamos hechos de los pequeños gestos llenos de amor, ilusión, magia… que nos ofrecieron en nuestra infancia y que a su vez, transmitimos y ofrecemos a nuestros hijos “de lo que quisisteis para ella, de lo que quisisteis por ella”. 




Y así, de la mano del sugerente, íntimo y emotivo texto de Ainara Bezanilla y las delicadas ilustraciones de Zuzanna Celej, recorremos y revivimos los momentos más inolvidables y maravillosos de esos días de crianza dulces, tiernos… que nos hicieron descubrir con plenitud la belleza y el misterio de la vida enamorándonos más de ella.